19:30
Apirila/24
Og18
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid
19:30
Maiatza/24
Ar14
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid
19:30
Ekaina/24
Og6
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid

Recordando a Alicia

La celebración de un centenario es un buen motivo para recordar a las personas que nos han dejado un legado importante, mas aún si son personalidades tan queridas como Alicia de Larrocha, una figura tan grande que no precisa efemérides porque es inolvidable. Es, sin duda, el referente musical indiscutible del siglo XX español y sus soberbias interpretaciones al piano seguirán vigentes a lo largo del tiempo.

Alicia de Larrocha triunfó fuera de nuestras fronteras y gozó de un público fiel que la adoraba. Recuerdo sus legendarios recitales en Lincoln Center de Nueva York donde sus fans levantaban carteles desde el patio de butacas con exclamaciones como «Alicia, we love you!». También sus conciertos con orquesta en el Royal Festival Hall de Londres llenos siempre hasta la bandera o una actuación en la Konzerthaus de Viena donde abordó con enorme éxito la Fantasía de Schumann.

 Alicia de Larrocha ha sido y continuará siendo una referencia absoluta. No sólo en el mundo de los pianistas españoles, especialmente en el de las pianistas, sino para todo aquel que haya tenido que afrontar las enormes dificultades de hacer música española.

Después de haber escuchado innumerables veces su Iberia, de Albéniz, sus Goyescas, de Granados, o su Fantasía bética, de Falla, su repertorio más «español»; y tras haber analizado con detenimiento sus versiones de compositores como Soler, Mompou, Mozart, Mendelssohn, Chopin, Grieg, Haydn o Schubert, la música más alejada de lo puramente popular, hay que decir que De Larrocha ha sido sobresaliente en todos los ámbitos. Por su honestidad al enfrentarse a la partitura, por realizar una interpretación sin concesiones, sin afectación ni artificio; por su sonido limpio y redondo tan personal o por su excelente dominio técnico. Y, sobre todo, porque tiene algo indispensable para cualquier artista: ser reconocible.

Por eso, las tres pianistas españolas que participamos en este ciclo hemos querido poner el acento en sus interpretaciones más desconocidas. En una conversación previa con Judith Jáuregui y Noelia Rodiles, decidimos rendir nuestro particular homenaje a la maestra, poner en valor todos los registros de su pianismo y elegir los «otros» repertorios de Alicia.
Por otro lado, a lo largo de estas tres sesiones, se podrán escuchar obras de compositoras, arte, el de componer, que sigue siendo todavía una excepción para las mujeres. Razón de más para que formen parte de este homenaje.

Así, Judith Jáuregui nos propone a Amy Beach (1867-1944), pianista prodigio y una de las primeras compositoras de la historia de Estados Unidos. La obra se titula Dreaming y es un grupo formado por cuatro sketches basados en melodías de estilo posromántico. Judith la describe como «una música cautivadora por su belleza y sencillez». En la partitura, se cita el primer verso de un poema de Victor Hugo: «Tu me parles du fond d’un rêve».

Noelia Rodiles ha escogido a la mexicana Gabriela Ortiz (1964) «por ser un referente de la composición contemporánea». En palabras de Noelia, Gabriela Ortiz aúna de manera magistral sus raíces latinas con la vanguardia más actual». Patios serenos, página de juventud de Ortiz, ofrece un espacio de escucha sosegado, una tranquilidad envolvente, y contrasta fuertemente con la segunda pieza, bien distinta, Su-Muy-Key, inspirada en una bailarina exótica de mambo, que posee un ritmo latino muy marcado.

Mi elección ha sido Sonia Megías (Almansa, 1982), por quien siento verdadera admiración, y su SoLnatina, escrita en 2002, con sólo diecinueve años. Según la autora, en ella explora la sonata en estado puro, sin artificios. Consta de un primer tiempo que nos lleva al universo clásico de la sonata donde incorpora algunas disonancias que recuerdan los sonidos de los videojuegos. El segundo, Coral, nos traslada al mundo espiritual de Bach y, el tercero (Allegro), a una danza popular llena de ritmo y alegría.

En este homenaje intentaremos —por orden de actuación, Rosa Torres-Pardo, Noelia Rodiles y Judith Jáuregui— mirarnos en el espejo de la gran pianista una vez más. Pero, ante todo, queremos ensalzar a Alicia de Larrocha, pianista excepcional a quien tanto debemos, porque ha habitado y seguirá habitando nuestro mundo musical. En definitiva, nuestro mundo.



Rosa Torres-Pardo


CNDM

Centro Nacional de Difusión Musical
C/ PRINCIPE DE VERGARA, 146 - 28002 Madrid
91 337 02 34