19:30
January/23
Wed18
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid
19:30
February/23
Wed1
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid
19:30
February/23
Tue14
19:30
March/23
Fri3
19:30
March/23
Wed29
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid
19:30
April/23
Fri14
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid
19:30
April/23
Fri21
19:30
May/23
Wed10
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid
19:30
May/23
Thu18
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid
19:30
June/23
Sun4
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid

Gran repertorio

Lo primero que llama la atención en la programación de Liceo de Cámara XXI para la temporada 2022-2023 es eso que solemos llamar gran repertorio, es decir, aquellas piezas que forman parte del canon y que nos han servido, primero, como introducción al mundo de la música que nos esperaba con los brazos abiertos y, más tarde, como referencias en el cultivo personal de gustos y afinidades. Es como el esqueleto en el que se sustenta el corazón y el músculo del desarrollo de la creación musical y de las sensaciones de quienes la escuchan en la sala de conciertos. Y es, sobre todo, en el cuarteto de cuerdas donde la propuesta del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) hace un énfasis especial. Empezaremos en Franz Joseph Haydn, quizá el creador de la fórmula, y terminaremos en Dmitri Shostakóvich, esto es, con los autores de dos corpus fundamentales en cuanto a cantidad y calidad de sus muestras. Y, entre ellos, hallaremos obras de Beethoven, Schubert, Fanny Hensel-Mendelssohn, Brahms, Debussy, Bartók, Martinů y Prokófiev. O sea que seguiremos al cuarteto de cuerda desde el periodo clásico hasta ese siglo XX en el que llamamos «modernismo» a la convivencia de estéticas bien distintas. Y con alguna interesante insistencia, pues los cuartetos de Prokófiev o Martinů no están entre lo más abordado de sus autores, siendo, sobre todo en el caso del segundo, esenciales en su catálogo.

Entre sus intérpretes vamos a encontrar nada menos que siete de los mejores cuartetos de la actualidad, integrados por músicos de generaciones distintas, de diferentes escuelas, pero que juntos componen un panorama muy certero de la vitalidad de la formación en nuestros días: Casals, Quiroga, Pavel Haas, Belcea, Elias, Modigliani y Takács. Y a su lado hay que destacar también la presencia, en algunos de los conciertos, de colaboradores de excepción. Así, con el Quiroga estará el violonchelista Clemens Hagen —del cuarteto que lleva su apellido, referencia casi desde su origen— para ofrecernos esa cumbre absoluta que es el Quinteto, D 956 de Schubert; con el Pavel Haas, la pianista Varvara participará en darnos a conocer esa hermosa rareza que es el Quinteto del ucraniano Julius Zarębski, un verdadero reestreno preferente entre nosotros y una muestra de la música del Romanticismo casi final que queda aún por rescatar; Bertrand Chamayou estará con el Belcea en el soberbio Quinteto de César Franck; el tenor Mark Padmore acudirá con el Elias; el Modigliani, por su parte, se reunirá con unos cuantos amigos para celebrar sus veinte años, esos que dicen que no son nada, pero que sí lo son. Y lo hará con el estreno en España de la obra del compositor francés Jean-Frédéric Neuburger, en ocasiones su colaborador en el teclado.

Dos sesiones muy especiales tendrán como protagonista al trío con piano. Y muy especiales por distintas razones. La que estará a cargo de Soyoung Yoo, Nadège Rochat y Judith Jáuregui, porque junto a un Brahms fundamental recuperan un Debussy poco habitual y, sobre todo, a un músico como Arenski, una de esas caras menos conocidas de la creación rusa de su tiempo. VibrArt se unirá a Neopercusión para convocar la noche aparentemente romántica de Schubert y la irremediablemente crepuscular de Shostakóvich en el extraordinario arreglo de la Sinfonía nº 15 que hiciera Viktor Derevianko. Y en lo que respecta al no menos clásico formato del dúo de violín y piano, uno irresistible, el que forman Patricia Kopatchinskaja y Fazil Say en un programa apasionante que añade el nombre de Janáček a alguno de los ya citados en estas líneas. En el concierto del viola Antoine Tamestit y el pianista Cédric Tiberghien, se nos propone un encuentro con una creadora muy poco visitada por los amantes y los intérpretes de la música de cámara, aunque cada vez más reivindicada: la anglo-estadounidense Rebecca Clarke.

La música vocal tiene esta vez una representación breve pero intensa de la mano de dos compositores fascinantes desde posiciones estéticas aparentemente tradicionales. De Gabriel Fauré escucharemos La bonne chanson, sobre poemas de Paul Verlaine, en una nada habitual versión con acompañamiento de quinteto con piano y, en la misma velada, unas cuantas canciones de Vaughan Williams sobre textos de Walt Whitman y Alfred Edward Housman. Un programa, pues, que presenta con exquisitez las relaciones entre música y poesía.

Y concluimos esta síntesis con la que ha de ser, sin duda, una de las grandes citas de la temporada, la que tendrá como anfitriona a la ya legendaria Elisabeth Leonskaja, adorada del público español, dueña de una madurez envidiable y que se reunirá con unos cuantos músicos de primera clase —la pianista Alba Ventura entre ellos— en torno a Schubert.

Luis Suñén
 


CNDM

Centro Nacional de Difusión Musical
C/ PRINCIPE DE VERGARA, 146 - 28002 Madrid
91 337 02 34