Abril 2024

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
4
5
CNDM imagen portada

Jone Martínez, soprano | Carlos Mena, contratenor | Alberto Palacios, tenor

Auditorio Ciudad de León | León

Marc Korovitch, director 

Auditorio Ciudad de León | León

Shunske Sato, violín y dirección 

Auditorio Ciudad de León | León

20:30
Abril/24
Mar23
Auditorio Ciudad de León | León
20:30
Mayo/24
Vie3
Auditorio Ciudad de León | León
20:30
Junio/24
Mié19

XXI Ciclo de Músicas Históricas de León | Auditorio Ciudad de León

Los Scarlatti y el adolescente Mozart

Esta vez, el Cico de Músicas Históricas de León despega con una propuesta por completo desacostumbrada arropada bajo el título Concerto per liuto, una sesión dedicada a conciertos para laúd. Enrike Solinís y el Euskal Barrok Ensemble nos recuerdan que el triunfo en apariencia aplastante de la literatura para violín solista no fue sin que la riqueza instrumental de la época dejara de producir un repertorio tan gigantesco como variopinto. Italia, en tanto que fuente primigenia del concierto, estará representada por Vivaldi y Marcello; luego, el programa da un giro imprevisto con la música incidental de John Eccles para The mad lover. De los dos colosos del Barroco, Bach y Haendel, se tocarán versiones con el laúd de solista de un concierto para clave y uno para órgano.

Armonía Concertada, el grupo formado por la soprano María Cristina Kiehr, el tenor Jonatan Alvarado y el vihuelista Ariel Abramovich, esbozará un retrato de uno de los compositores más influyentes de la historia, Josquin Desprez. Fragmentos de misas y motetes sonarán en los arreglos del propio conjunto. Las versiones a la vihuela, firmadas por Narváez o Fuenllana, testimoniarán la enorme popularidad que en la época tuviera el músico, caso de la pieza profana Mille regretz, conocida como «la canción del emperador», al ser una música muy apreciada por Carlos V.

El Curso Internacional de Interpretación Vocal Barroca alcanza este año su duodécima edición, un dato a tener en cuenta por sí solo. Pero la continuidad no es el único valor de la convocatoria, pues, como fruto de la tradición así mantenida, cabe estimar que ya se han incorporado a la vida profesional numerosos cantantes que realzan el magnífico momento de la música barroca en nuestro país. La velada de la presente temporada se acoge al lema Adorando in lontananza, una melancólica alusión al amor en lejanía, afecto barroco casi por antonomasia que habrán de evocarnos las cantatas de Alessandro Scarlatti que forman el eje del programa, secundadas por un ejemplo del mismo género de Caldara y sonatas para clave de Albero.

Interesantísima la obra en cartel de Forma Antiqva, con dirección de Aarón Zapico y protagonismo vocal de Jone Martínez, Carlos Mena y Alberto Palacios. Se trata de la ópera La Silvia, una de las primeras creaciones escénicas de Domenico Scarlatti. Con texto de Carlo Sigismondo Capece, este drama pastoral se estrenó en Roma en enero de 1710. Como se sabe, precisamente a finales de esta década, Scarlatti se trasladaría a la península ibérica, primero a Lisboa y, luego, Madrid, donde volcó en la música instrumental —a la que legaría su monumental colección de sonatas para tecla— y abandonó, en consecuencia, la ópera, una senda en la que no seguiría a su padre, Alessandro, considerado como el auténtico fundador de la ópera napolitana. Por lo tanto, no será necesario insistir sobre la importancia de la recuperación en tiempos modernos de La Silvia.

El Coro de la Comunidad de Madrid, dirigido esta vez por Marc Korovich, ha preparado un repertorio de inspiración sacra, con músicas de España, representada por Joan Cererols, e Italia, encarnada de nuevo en Domenico Scarlatti. Del primero, cinco salmos que forman parte de su dedicación constante a la musa religiosa, lo que no es en absoluto de extrañar, pues ya desde niño ingresó en el monasterio de Montserrat, de cuya actividad musical se ocupó durante toda su vida. Del autor de las quinientas cincuenta y cinco sonatas, su Stabat Mater, una de las innumerables partituras escritas para el poema de Jacopone da Todi.

Bajo la denominación Mozart e Italia, la Orquesta Barroca de la Universidad de Salamanca y el violinista Shunske Sato a la dirección nos seducirán con una sesión que al interés temático une una serie de piezas de calidad musical indudable. Páginas muy pocas veces escuchadas del jovencísimo Amadeus, como la Sinfonía nº 10 en sol mayor o el Concierto para violín nº 1 en si bemol mayor, se suman a una verdadera rareza del salzburgués, el Quaerite primum regnum Dei, una brevísima muestra sacra concebida como ejercicio para la Academia Filarmónica de Bolonia, donde el muchacho conoció al célebre padre Martini, igualmente presente en el programa. En las sinfonías de Mysliveček y Johann Christian Bach podrán identificarse algunas de las raíces del idioma orquestal de Mozart. En Florencia, conoció éste a su auténtico alter ego, Thomas Linley el joven, otro niño prodigio que ya con la asombrosa edad de siete años tocó un concierto en público. Podemos soñar que esa obra es la que interpretará Sato en esta ocasión. Por desgracia, Linley tuvo el dudoso honor de superar a Mozart en la rapidez de reunirse, con sólo veintidós años, con sus antepasados.




Enrique Martínez Miura
 

En coproducción con:

Auditorio ciudad de leonAyuntamiento León   

  


CNDM

Centro Nacional de Difusión Musical
C/ PRINCIPE DE VERGARA, 146 - 28002 Madrid
91 337 02 34