Mayo 2024

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
CNDM imagen portada
19:30
Mayo/24
Mié22

Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid

Collegium Vocale 1704

 

 

Auditorio Nacional (Sinfónica) | Madrid

Auditorio Nacional (Sinfónica) | Madrid

Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid

19:30
Mayo/24
Mié22
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid
18:00
Mayo/24
Dom26
Auditorio Nacional (Sinfónica) | Madrid
18:00
Junio/24
Dom9
Auditorio Nacional (Sinfónica) | Madrid
19:30
Junio/24
Jue20
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid

Universo Barroco (Sinfónica)
Dramas sacros y profanos


Un año más, la ópera domina la programación de Universo Barroco en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música. Los ocho conciertos de abono le están dedicados, pero a ellos se añaden otros tres extraordinarios que miran al drama desde el punto de vista religioso. Así, la Navidad se celebra con Bach y su Magnificat, la primera gran obra coral que el compositor escribió cuando llegó a Leipzig en 1723, que será convenientemente contextualizada con piezas de sus antecesores, algunos en el mismo puesto de cantor de Santo Tomás, como Schein o Kuhnau. Para el arranque de 2024, otro gigante de nuestra civilización: Monteverdi y su Vespro della beata Vergine de 1610, una colección de música sacra en la que se funden elementos antiguos y modernos de manera magistral. Y, para la Semana Santa, vuelta a Bach y a La pasión según san Mateo, auténtico fetiche de la cultura occidental, que, además, será en esta ocasión servida por un conjunto español, Vespres d’Arnadí, que actuará bajo la batuta de Christoph Prégardien, soberbio cantante, legendario Evangelista tantas veces en esta misma obra.

Y luego la ópera. Como otras temporadas, gana Haendel, sin duda el operista barroco más difundido y admirado de nuestros días. Volverá a escucharse uno de sus títulos más emblemáticos, Rinaldo, aquel con el que debutó en Londres en 1711 y que consolidó el éxito de la ópera italiana en la capital inglesa. Los otros dos títulos son menos frecuentados. Tolomeo, re d’Egitto fue la última ópera que el compositor escribió antes de la desaparición como tal de la Royal Academy of Music en 1728, aunque la obra la ofrecerán Il Giardino Armonico y la Kammerorchester Basel en la versión que Haendel presentó dos años después, cuando el acompañamiento corrió por cuenta de una gran orquesta. Una superestrella del canto barroco, el contratenor hispano-argentino Franco Fagioli, asumirá el papel protagonista. Menos conocida aún es Berenice, regina d’Egitto, una de las últimas óperas de Haendel, estrenada en 1737, que ahora nos permitirá escuchar juntas a dos impresionantes damas del canto haendeliano, Sandrine Piau y Ann Hallenberg.
Mientras Haendel triunfaba (y sufría también) con la ópera en Londres, por Europa se extendía el virtuosístico estilo napolitano en obras de compositores que fueron, en algunos casos, famosísimos en su tiempo, pero que hoy están algo olvidados, de Hasse a Traetta. A ellos, y especialmente a arias poco conocidas de algunas de sus óperas, dedicará su recital otra de las figuras más destacadas que visitará esta temporada el ciclo sinfónico, el contratenor francés Philippe Jaroussky, que vendrá acompañado por un joven conjunto de su país, Le Concert de la Loge.

Las cuatro propuestas restantes se acercan a cuatro centros diferentes de teatro musical. Cronológicamente hablando, la más antigua es la del mítico The English Concert, que, encabezado por su titular, Harry Bicket, abordará L’incoronazione di Poppea de Monteverdi, estrenada en el carnaval veneciano de 1642-1643, meses antes de la muerte del gran autor, y que es uno de esos títulos operísticos que no parece que pasen nunca de moda, pues su soberbio libreto, escrito por un miembro de la Accademia degli Incogniti, formada por reconocidos escépticos y feroces críticos del poder y sus cloacas, versa sobre temas tan universales como la corrupción y el sexo.

La academia de jóvenes Le Jardin des Voix de William Christie se ocupará de una de las obras más exitosas del teatro musical londinense anterior a la llegada de Haendel a la capital, The fairy queen, una dramatick opera de Purcell basada en una de las más populares comedias de hadas de Shakespeare, Sueño de una noche de verano. Los checos del Collegium 1704 se irán hasta París para acercarse a la última tragedia lírica de Rameau, Les Boréades, que contiene algunas de las páginas más excelsas de toda la música francesa del siglo xviii y que, por razones no del todo aclaradas, no llegó a estrenarse en vida del compositor. Finalmente, el conjunto madrileño Concerto 1700 presentará un importante rescate: ofrecerá por primera vez completa Las amazonas de España, una ópera con texto en castellano pero estilo plenamente italiano que Giacomo (o Jaime) Facco escribió nada más llegar a Madrid en 1720. Para la ocasión, el grupo ha escogido a un elenco que reúne a muchas de las más prestigiosas voces de varias generaciones de cantantes españolas.

Pablo J. Vayón

Universo Barroco (Cámara)
Escuchad, amantes del Barroco
 


La excepcional soprano Núria Rial y el conjunto sevillano Accademia del Piacere, liderado por el violagambista Fahmi Alqhai, grupo residente del CNDM en la temporada 2023-2024, inaugurarán este año el ciclo Universo Barroco en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional de Música con un concierto centrado en la figura fundamental de Barbara Strozzi, esa más que posible hija natural del poeta Giulio Strozzi que conquistó las academias venecianas del siglo XVII con su voz y su talento para la improvisación instrumental y la composición. En su producción, que conoció enorme difusión merced a la imprenta (ocho colecciones de música profana, más que ningún otro compositor en aquellos años), se aprecia la evolución del universo del madrigal hacia las primeras formas de cantatas. Casi al final de esta edición del ciclo, otra agrupación encabezada por una violagambista (Romina Lischka, en este caso), el Hathor Consort, con voces de dos reconocidas sopranos del ámbito europeo (Mields, Blažíková), volverá a acercarse a Strozzi a través de un programa planteado como una gran obra teatral en los cinco actos habituales de las óperas primitivas, aquellas que, sin duda, Barbara conoció, aunque nunca llegara a escribir una.

De los doce conciertos que incluye este año el ciclo, siete serán ofrecidos por conjuntos españoles: al margen del ya citado de Accademia del Piacere, cuatro giran en torno a la música instrumental y dos son programas vocales. Estos últimos están íntimamente relacionados, ya que Josetxu Obregón propondrá, al frente de La Ritirata, un oratorio de Alessandro Scarlatti, y Aarón Zapico afrontará, junto con su Forma Antiqva, una ópera de Domenico Scarlatti, La Silvia, que se presenta, además, como sobresaliente recuperación trecientos catorce años después de su estreno en 1710, pues la obra se daba por perdida y ha sido recientemente encontrada y reconstruida. Otra vez Núria Rial, y a su lado Jone Martínez o Alicia Amo, así como Carlos Mena, Luciana Mancini o Víctor Sordo, se cuentan entre los solistas que interpretarán estos dos títulos de los Scarlatti.

El género del concierto es el que domina entre las propuestas de los grupos españoles, con una presencia notable de Vivaldi, cuyo op. 3 (L’estro armonico, una de las colecciones más influyentes de las primeras décadas del siglo XVIII) ocupará a la Orquesta Barroca de Sevilla, que llegará con el violín solista y la batuta de quien es su principal director desde hace muchos años, el italiano Enrico Onofri. Vivaldi estará también presente en el concierto del Euskal Barrok Ensemble con Enrike Solinís, que abordará como solista conciertos para laúd: el gran guitarrista y laudista vasco añade a los conciertos del veneciano audaces transcripciones de obras de Marcello, Bach y Haendel. El recital de L’Apothéose es, como el anterior, monográfico: lo dedica, con la colaboración de la extraordinaria flautista alemana Dorothee Oberlinger, a Telemann. Por último, la Orquesta Barroca de la Universidad de Salamanca realizará un retrato sonoro del precoz Mozart en una velada en la que las páginas del de Salzburgo dialogarán con las de maestros y amigos vinculados a sus viajes a Italia.
La música instrumental se equilibra con la vocal con el resto de grupos foráneos. Arcangelo, el conjunto del clavecinista y violonchelista Jonathan Cohen, pondrá el énfasis en la improvisación, a partir de músicas propicias para ello, ya que están basadas en el principio de la variación, originales de Biber, Corelli, Telemann y Geminiani; mucho antes, el Ensemble Diderot del violinista Johannes Pramsohler hará un recorrido por conciertos dominados por el espíritu galante, pero en el que estarán tanto Bach como Pisendel, Telemann o Quantz; cubrirán así varias décadas de la mejor música centroeuropea del XVIII.

La oferta vocal es bien disímil: si el joven sopranista venezolano Samuel Mariño ha elegido un típico programa de virtuosas arias operísticas acompañado por el Concerto de’ Cavalieri del ya veterano Marcello di Lisa, Vox Luminis, una de las más admiradas formaciones corales del mundo, liderada por el bajo francés Lionel Meunier, se acercará a una obra cumbre del repertorio polifónico internacional, el Officium defunctorum de Tomás Luis de Victoria, una música que, sin dejar de apoyarse en la solidez de la polifonía imitativa del Renacimiento, parece mirar ya a la retórica del Barroco que se avecinaba.

Pablo J. Vayón
 

 


CNDM

Centro Nacional de Difusión Musical
C/ PRINCIPE DE VERGARA, 146 - 28002 Madrid
91 337 02 34