Ministerio de Cultura - Gobierno de España

El pasado sábado 24 de junio, el Auditorio Nacional de Música acogió la cuarta edición (las tres anteriores, en junio de 2011, 2013 y 2015) del maratón musical ¡Solo música!, cita bienal nacida para celebrar el Día de la Música. Organizado por el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), unidad perteneciente al Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), esta edición presentó 11 conciertos, con más de 560 intérpretes, a lo largo de 13 horas ininterrumpidas de música, con las novenas sinfonías de Beethoven, Haydn, Garay, Schubert, Mozart, Bruckner, Shostakovich, Dvorak y Mahler como eje central. Las actividades se repartieron entre las dos salas del Auditorio (Sinfónica y Cámara) además los dos espacios extraordinarios añadidos en las ediciones anteriores, el Salón de Tapices y el auditorio al aire libre de la Plaza Rodolfo y Ernesto Halffter, atrayendo la atención de 15.501 madrileños, un 92% de aforo, muchos de ellos poco familiarizados con la música clásica, que siguieron entusiasmados las propuestas programadas.

El reto de las nueve novenas

Por primera vez en el mundo se interpretaron en un mismo día las nueve novenas sinfonías de Beethoven, Haydn, Schubert, Garay, Mozart, Bruckner, Dvorák, Shostakóvich y Mahler, dirigidas todas ellas por un solo maestro, Víctor Pablo Pérez, al frente de cinco orquestas diferentes, Orquesta Sinfónica de Madrid y el Coro Nacional de España, Orquesta de la Comunidad de Madrid, Orquesta Sinfónica RTVE, Orquesta Nacional de España y Joven Orquesta Nacional de España. Como sucedió con los maestros Juanjo Mena (2015) y Jesús López Cobos (2013) el director burgalés Víctor Pablo Pérez ha superado el reto propuesto con gran éxito y el elogio unánime de crítica y público.

Además de los conciertos ya citados, la fiesta dio comienzo a las 10:30 horas con una serie de fanfarrias sobre las novenas programadas a cargo de músicos de la JONDE, para proseguir con degustaciones gastronómicas  a ritmo de jazz. A partir de media tarde, se emitieron en una pantalla gigante en la calle (plaza de Rodolfo y Ernesto Halffter) las sinfonías de Shostakóvich, Dvorak y Mahler, interpretadas en directo por la Orquesta Nacional de España y la Joven Orquesta Nacional de España, y la novena de Beethoven, ejecutada por la mañana por la Orquesta Sinfónica de Madrid y el Coro Nacional de España, que se retransmitió en diferido. Cerca de la medianoche, la música de Haendel cerró la jornada acompañando a un castillo de fuegos artificiales, tradicional broche final de la cita más importante de música clásica dentro de las celebraciones de la “Fiesta de la Música”. 

Las Sinfonías de Beethoven al piano

Paralelamente, desde las 11.30 horas a las 23 horas, la Sala de Cámara del Auditorio acogió las muy difíciles transcripciones para piano de las nueve sinfonías de Beethoven realizadas por el gran compositor húngaro Ferenc Liszt, en cinco conciertos que protagonizaron los pianistas españoles Miguel Ituarte (sinfonías nº 1 y nº 3), Juan Carlos Garvayo (sinfonías nº 2 y nº 5), Eduardo Fernández (sinfonías nº 4 y nº 6), Miriam Gómez-Morán (sinfonías nº 7 y nº 8) y José Menor (sinfonía nº 9). El éxito y la complejidad interpretativa de este ciclo de cámara han impulsado al CNDM a presentarlo en la temporada 17/18 en el Teatro de La Maestranza de Sevilla, de noviembre de este año a abril del año próximo. 

Proyecto compartido

Como en años anteriores, el proyecto ha sido posible gracias al apoyo del Ayuntamiento de Madrid, el Grupo RTVE, la Orquesta y Coro Nacionales de España, la Joven Orquesta Nacional de España, la Orquesta de la Comunidad de Madrid y la Orquesta Sinfónica de Madrid que se suman una vez más a esta iniciativa musical sin precedentes en nuestro país, además de otras unidades del INAEM, como son la Orquesta Nacional de España, la Joven Orquesta Nacional de España o el propio Auditorio Nacional de Música para hacerla realidad y abrirla al mayor número de ciudadanos posible. Además, hay que destacar el respaldo constante de los medios de comunicación, en especial el de Radio Clásica, que emitió en directo algunas sinfonías y RTVE, que difundió en directo y por streaming a través de su web las nueve novenas y las grabó para emitirla próximamente en diferido. Cerca de 150 profesionales hicieron posible que esta maratoniana jornada musical se desarrollara con total normalidad, sin ningún incidente entre el numeroso público asistente, que en todo momento se mostró tan respetuoso como entusiasta.  

La prensa dice de las Nueve Novenas:

"...la Novena, de Mahler fue la interpretación más inspirada de Víctor Pablo Pérez en un incomprensible ascenso artístico según iba cerrando partituras. El director español exhibió aquí, siempre sin batuta, su mejor corpografía sobre el podio, sin asomo de cansancio...todos “componemos” nuestra novena en cada concierto en directo, tan solo habría que medir la energía que producen más de dos mil cerebros humanos concentrados en una misma música maravillosa." Pablo L. Rodríguez, EL PAÍS (descargar)

"...una jornada que llenó el auditorio de espectadores, de entusiastas y entusiasmados que concluyeron con una ovación antológica al maestro dentro y fuera del auditorio. El mérito es de Víctor Pablo Pérez, alguien que no olvidará un día como el de ayer. También está ya en la mente de quienes le acompañaron y lo disfrutaron. El CNDM ha vuelto a hacerlo posible.". Alberto González Lapuente, ABC (descargar)

"Se trata en realidad de una renovación importante del oyente asiduo que se hace patente hasta en la manera de sujetar las entradas en la mano. Muchos de los abonados de uno u otro ciclo están allí, pero también un buen número de poco habituales y muchos jóvenes, que acceden con un sentido de la sorpresa totalmente distinto. En realidad de eso va este ciclo, de los alrededores de la música, de hacer natural lo menos obvio. Esa naturalidad es el resultado positivo más visible de un ciclo que es ejemplar en cuanto a las ideas que plantea y a su capacidad de marketing. Todo cabe en una fiesta que suma siempre al frente a un maratoniano director, en esta ocasión Víctor Pablo Pérez. Esa mítica del esfuerzo es muy necesaria para mantener la atención: no sólo se trata de escuchar sino de observar la proeza...El director ha hecho historia al enfrentarse a novenas sinfonías de grandes compositores con lleno prácticamente total en cada concierto.". Mario Muñoz, LA RAZÓN (descargar)

"...está muy bien que de vez en cuando se organicen fiestas como esta que nos recuerdan el poder de la música como catalizadora de emociones colectivas, como agregadora de voluntades, como celebración de la vida y del ingenio humanos." Pablo J. Vayón, EL DIARIO DE SEVILLA (descargar)

"Además de la iniciativa en sí de ¡Sólo Música!, que ha llegado a su cuarta edición, lo mejor de la jornada ha sido la asistencia de abundante público joven y también de niños que garantizan la renovación de las audiencias de música clásica." Pedro Unamuno, EL MUNDO (descargar)

"Olía a entusiasmo, a ilusión, a melomanía de verdad. Durante toda la apretada jornada, el Auditorio Nacional de Música fue un hervidero de música y de aficionados encontrados bajo la contraseña «Novena»...Víctor Pablo Pérez cuajó la faena musical más ambiciosa y redonda de su larga carrera en los podios. «Ha sido para mí un día culminante en el recorrido de mi vida musical. Las cinco orquestas han respondido con entusiasmo y enorme respeto, y la respuesta del público no ha podido ser más emocionante y entusiasta»" Justo Romero, LEVANTE (descargar)

"En conjunto fue una jornada de música especialmente intensa para quien escribe, peroigualmente supuso un placer extraordinario. Escuchar la reacción de un  público que claramente disfrutaba de lo que se estaba escuchando es siempre balsámico". Xabier Armendariz, DIARIO DE NAVARRA (descargar)

"Testamento asombroso de serenidad y hondura, en un ir más allá de los límites se le confió a los chicos de la Joven Orquesta Nacional de España, que respondieron con pasión juvenil, concentración adulta y una calidad en los primeros atriles que me dejaron con la impresión de que algo muy bueno está pasando con la educación musical en España." Pablo J. Vayón. EL DIARIO DE CÓRDOBA (descargar)

"Lo que el sábado hizo Víctor Pablo Pérez, es toda una hazaña es como encerrarse en las Ventas con nueve Miuras (o con nueve toros de las más peligrosas ganaderías del país) y salir airoso y triunfal en el intento. Es la primera vez que se lleva a cabo un proyecto de este tipo en el mundo y es la primera vez que un director se enfrenta con el reto de dirigir 9 novenas en doce horas. El éxito ha sido tal (92% de ocupación), que la mayor parte de los asistentes, con unos precios populares, han sido jóvenes, que mas de 15.000 personas pasaron por el Auditorio...y que después de cerrar los ingresos por taquilla todo el montaje de lo que ha sido uno de los acontecimientos del año, ha costado… 37.000 euros, lo que habitualmente viene a cobrar cualquier gran solista que toca en el Auditorio Nacional de Música de Madrid...Así que, lo realizado el sábado en Madrid es realmente Difusión Musical, a precios populares, con espectadores jóvenes, y con muchos asistentes que nunca habían pisado un Auditorio de música, ni sabían lo que era un Concierto de Música clásica… ¡Para Medalla de Bellas Artes, vamos!!" José Oneto, LA REPÚBLICA (descargar)

   “Días y días llevaba ensayando la JONDE una obra tan diabólicamente difícil como la Novena de Mahler, cuajada de temas enrevesados, de células que se dan la mano, se combinan, se entrelazan sin tregua en un tejido polifónico extraordinario. Víctor Pablo supo destacar en el Andante comodo las líneas maestras del intrincado discurso y trabajar los caudalosos desarrollos con suficiente claridad. En el colorista y folklórico segundo movimiento logró subrayar con propiedad lo desaforado de los ritmos... Gran inteligencia la del director, bien secundado por la juvenil y magistral formación, para planificar las frases de cierre, en unos pianísimos exquisitos y arrebatadores que, a medida que la luz se iba extinguiendo sobre el escenario, nos pusieron un nudo en la garganta. Gran fin de fiesta.” Arturo Reverter, SCHERZO (descargar)

"Víctor Pablo Pérez está vivo, me he cerciorado yo mismo de su buena salud, no por desconfiar de las informaciones intermediarias, sino por desconfiar de los peligros que conllevaba esta proeza física y mental. Y no sólo en su fase de ejecución, por así decirlo, sino en la agenda de ensayos, en la capacidad de asimilación, en la clarividencia que requiere cambiar de orquesta -cuatro diferentes-, de compositor (Haydn, Mozart, Schubert, Beethoven, Mahler...-, de estilo y de época, sometiéndose él mismo a un extremo ejercicio de idoneidad o de competencia -nueve horas en el podio, cinco conciertos consecutivos-, no siendo Víctor Pablo un megalómano, ni un atleta..." Rubén Amón, EL PAÍS (descargar