Ministerio de Cultura - Gobierno de España

PARA DESCUBRIR LA MÚSICA

El ya clásico Ciclo Fronteras, en cuya propia nomenclatura se asoman todas sus intenciones, se reivindica un año más dentro de la temporada musical del CNDM. En estos años se han soñado abrazos musicales cercanos, sí, pero también imposibles, alumbrando, por un lado, proyectos creativos de gran altura intelectual, pero sobre todo de gran temperatura emocional, que al final es de lo que se trata, de pensar y disfrutar, de vivir. Es por ello una de las programaciones más satisfactorias de la temporada, pues en sus convocatorias hay mucho territorio por explorar, con todo lo que comporta lo inédito y lo inesperado. Es, en definitiva, un espacio privilegiado para descubrir la música, para seguir descubriéndola.
 
Entre las propuestas de esta nueva edición destaca la presencia de una fadista que ya no lo es, la portuguesa Mariza, que acudirá a la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional con, efectivamente, todas las músicas que hoy la mueven. Se inició y conquistó el cielo de ese latido musical urbano y lisboeta que hicieran grandes damas admiradas como Amália Rodrigues, pero desde hace un par de lustros está sumando a su voz palabras de otros estilos, cruzándose con artistas de toda suerte y pelaje, caso de Miguel Poveda, con quien ha firmado momentos musicales para la memoria permanente de la cultura popular. Algo similar ocurre con otro amigo de este ciclo fronterizo, un hombre al que se le conoce como Santiago Auserón, pero se le reconoce como Juan Perro. Efectivamente estamos ante un artista que fue estrella rockera junto a esa formación icónica de la llamada movida madrileña, Radio Futura, y que hoy es un músico total, de pies a cabeza, un creador que emplea la contestación de sus inicios juveniles para amar otras culturas, con independencia de su procedencia: La Habana, Jerez, Nueva Orleans, México, Nueva York... Juan Perro no pasa un tiempo largo sin que se enamore de lo otro. Y ahí está, reivindicándose como el musicazo que es.
 
Después, junto a ambos, recitales con músicas cruzadas que van desde la clásica al jazz o el flamenco, anunciadas bajo la alineación de dúos con muchos quilates musicales: el saxofonista y flautista Jorge Pardo frente a ese virtuoso del arpa que es el venezolano Edmar Castañeda; el trompetista Manuel Blanco junto al pianista cubano Pepe Rivero; la clarinetista que apadrinase Karajan Sabine Meyer retándose con ese cuarteto de saxofones y piano que es el Alliage Quintet; el contratenor Carlos Mena dialogando con ese acordeonista aventurero que es Iñaki Alberdi... Cualquiera de estas alianzas da buen apunte de esa afirmación con la que se inician estas notas, pues a través de ellas, de los respectivos universos musicales de sus protagonistas y las ensoñaciones que acuden cuando se sitúan en un mismo escenario, todo lo que suene será nuevo, distinto, a veces irreverente, siempre intencionado.
 
También suma en cantidad y calidad de estéticas, desde el tango al jazz, el Cuarteto Fellini, una formación que lleva en su nombre el origen de sus propuestas, y en el de sus integrantes... sus músicas: el saxofonista, flautista y clarinetista Andreas Prittwitz, el bandoneonista Claudio Constantini, el contrabajista Pablo Martín Caminero y el pianista Federico Lechner. El punto de partida son las bandas sonoras de Fellini, donde lógicamente Nino Rota acapara muchas de las atenciones, pero luego el repertorio se ve ampliado y traducido a otros lenguajes, a otras emociones sonoras. A este costado del jazz híbrido se suma con justicia el pianismo de Marco Mezquida, uno de los líderes indiscutibles del jazz nacional, convocado en este ciclo junto al gran guitarrista flamenco Chicuelo, y su proyecto Conexión.
 
Completa el programa de esta temporada un verso suelto, el de la cantante venezolana Nella, una voz venezolana extraña, por su singular autoridad y belleza. Llega apadrinada por ese productor de oro que es Javier Limón, a quien conoce de sus estudios en el famoso Berklee College of Music de Boston. Mención especial merece esta joven perla de la canción latinoamericana, y de la que también le llegan reconocimientos desde el séptimo arte, pues ha sido llamada por el cineasta iraní Asghar Farhadi –ganador de dos Oscars– para participar en la banda sonora de su nueva película, interpretada por Javier Bardem, entre otros. Nació con el nombre de Marianella Rojas, pero ya todos empiezan a saber de... Nella, quien a su paso por este ciclo presentará las canciones de su primer disco. Así viene de estimulante y excitante este nuevo Fronteras, un espacio para descubrir la música.

Pablo Sanz