Ministerio de Cultura - Gobierno de España

DIRECTO DE ANDALUCÍA A MADRID

Volvemos, de nuevo, a celebrar la presencia de una nueva temporada de Andalucía Flamenca en Madrid. Sí, lo celebramos, porque Madrid nos recibe cada año agotando las entradas para un ciclo en el que se halla representado un arte único en el mundo, patrimonio de la humanidad, que desde nuestra tierra se expande con la misma luz de una estrella. Brilla este programa con luz propia en el Auditorio Nacional de Música madrileño, gracias al trabajo conjunto mantenido por el Instituto Andaluz del Flamenco y el CNDM. Esta colaboración mutua se prolonga desde 2008. Fue ese el primer año en el que comenzamos a recorrer una senda común que nos ha llevado por los más jondos vericuetos del arte, que ha llevado al público de este escenario, uno de los mejores del mundo, a vivir con intensidad las formas cantaoras, bailaoras y guitarrísticas de Andalucía. Desde la tradición a la modernidad, desde la intensidad de un trabajo artístico con una capacidad expresiva fuera de lo común, el flamenco se ha mostrado, de esta forma, en todo su esplendor. Suma y sigue este ciclo materializando sobre las tablas del Auditorio las raíces de la tradición, de la memoria ancestral y del arte más genuino de Andalucía. Un arte en el que se halla representada la sabiduría de un territorio, de sus gentes y sus costumbres antropológicas. Y que, como toda manifestación cultural de primera magnitud, ha sabido navegar por los vericuetos de los tiempos siendo fiel a sí mismo pero sumando la pujanza de las nuevas generaciones. Todo ello y mucho más se halla representado en esta nueva temporada de Andalucía Flamenca. El saber y el sabor, la diversidad y la raíz, la heterogeneidad y la ortodoxia, la vanguardia y la madera noble con la que se construyeron sus pilares.
 
Comenzará el programa con la presencia de Jesús Méndez, que ya en su debut, en 2002, causó sensación. A partir de ahí su progresión ha sido constante y firme, situándose como una de las principales voces del flamenco jerezano. Continuará con Esperanza Fernández, receptora de la herencia de una familia de importantes nombres del cante, el baile y la guitarra, y que es una de las principales voces del flamenco. No en vano cuenta con unas magníficas facultades, que emplea en un repertorio extenso y fecundo y que le permite prestar su voz a otras estéticas musicales. Otra mujer, Argentina, le sucede en el programa de Andalucía Flamenca. Su trayectoria, fruto de la amplitud y variedad de su repertorio y de una elegancia en la puesta en escena impecable, la han situado igualmente entre las referencias actuales del cante flamenco. Recoge el testigo El Pele, cuyo camino artístico viene marcado por la incansable búsqueda de nuevos horizontes desde las más puras raíces, su eterna inquietud por conocer y recrear a su propio estilo. Esto le ha llevado a estar considerado como un innovador con la necesaria prudencia y respeto a no perder sus principios. Y de la veteranía de El Pele a la juventud experimentada del gaditano David Palomar, cuya manera de ser, de concebir el arte y la vida le han llevado de una manera natural a recoger el testigo que dejaran las grandes figuras del flamenco gaditano.
 
Tres mujeres, de Málaga, Jerez y Estepona, protagonizan la tercera entrega del ciclo Andalucía Cantaora, iniciado el pasado año. Cada una de ellas aporta su marcado estilo y personalidad, siempre con el respeto y el conocimiento que da haber vivido y sentido el flamenco desde la infancia. La Sala Sinfónica recibirá luego a Dani de Morón, Giraldillo del Toque en la XVIII Bienal de Flamenco de Sevilla, en un recital en el que la armonía, la técnica y la sensibilidad de su sonanta estarán acompañadas por Rocío Márquez, Antonio Reyes, Duquende, Pitingo y Los Mellis. Y Mayte Martín, elegancia, sobriedad, delicadeza, virtuosismo, emotividad, recorre el camino del flamenco con la misma naturalidad innata con la que se acerca a otras expresiones musicales. La suma de todo ello la convierten en una artista versátil que siempre pellizca sobre el escenario, esta vez el de la Sala de Cámara.
 
Esperamos que esta temporada, como las anteriores, depare grandes momentos de flamenco que forjen la memoria del público asistente. 

María de los Ángeles Carrasco Hidalgo
Directora del Instituto Andaluz del Flamenco