19:30
novembre/20
dv.13
19:30
desembre/20
dv.11
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid
19:30
gener/21
dv.22
Auditorio Nacional (Cámara) | Madrid

El presente de la tradición

Andalucía Flamenca vuelve de nuevo al Auditorio Nacional de Música de Madrid. Siete son las citas que proponen el CNDM y la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales —a través del Instituto Andaluz del Flamenco—, en una colaboración que, año tras año, ofrece la satisfacción de comprobar la buena acogida que el público madrileño le brinda. Y regresa con un programa donde están representados múltiples territorios jondos y protagonizado, en no pocos casos, por la herencia de grandes sagas del flamenco.

Madrid sabe de tradiciones flamencas. No en vano, la capital ha sido desde el siglo XIX receptora y epicentro de intérpretes de cante, baile y guitarra. Desde allí se difundió y se propagó el flamenco, se protegió en tiempos complicados y se fomentó el estreno de obras que aún permanecen en la memoria histórica de este arte. Prácticamente todos los nombres importantes del flamenco han pasado no sólo temporadas escénicas en Madrid, sino que también vivieron en ella durante largos periodos. Escenarios como los de Villa Rosa, Los Canasteros, Torres Bermejas, el Corral de la Morería, el Teatro Circo Price… fueron imprescindibles para el crecimiento de los artistas que encontraron en la ciudad un espacio propicio, acogedor y cálido.

Todo ello no sólo queda para la memoria del flamenco. Queda también en la del público, que sigue haciendo buena esta tradición y que acumula una sabiduría jonda incuestionable. A este público que llena cada actuación de Andalucía Flamenca le ofrecemos, para la temporada 2020-2021, un calendario de conciertos que se inicia el 13 de noviembre —en los prolegómenos de la celebración del décimo aniversario de la declaración del flamenco como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la Unesco— y concluye el 7 de mayo.

Comienza con Andalucía cantaora, que reúne a Fabiola Pérez ‘La Fabi’ y Antonia Contreras. Desde las tierras gaditanas y malagueñas, estas cantaoras demuestran la solidez de sus conocimientos y su aquilatada presencia sobre el escenario. Continuaremos con Lela Soto y Mari Peña, representantes de dos escuelas, las de Jerez y Utrera, y de dos familias de excelsos abolengos.

No menos reseñables son las raíces de José Valencia y Rafael de Utrera. Valencia, de raíces familiares y herencia cantaora lebrijanas, pertenece a una gran estirpe gitana y flamenca que tiene también su derivación jerezana. Cuatro Giraldillos de la Bienal lo avalan: al artista revelación, al cante para el baile, al cante y momento mágico. Y Rafael de Utrera, que ha colaborado con artistas como Paco de Lucía o Vicente Amigo, tiene una trayectoria dilatada y extensa, refrendada por reconocimientos como el primer premio de seguiriyas del Festival Internacional del Cante de las Minas de la Unión.

Seguimos con insignes genealogías flamencas, esta vez representadas en Alba Molina, hija de Lole y Manuel; suavidad y emoción materializadas en una música que, sin perder el toque flamenco, nos traslada por otras corrientes musicales. Diversas tradiciones, como las de Camarón o Tomás Pavón, nos evoca Pedro ‘El Granaíno’, un cantaor de un eco y un metal que lo identifican como uno de las personalidades más sobresalientes del panorama flamenco.

Lo siguen Rycardo Moreno y Diego del Morao, representantes de dos corrientes guitarrísticas; en el primer caso, la bañada en la parte más ortodoxa de la tierra que lo vio nacer, pero cuyas inquietudes lo han hecho navegar por las aguas de la vanguardia, y, en el segundo, con la herencia de sangre del inconfundible toque jerezano de los Morao, una sonanta a la que él ha aportado la personalidad de aquellos artistas que, sin perder la esencia, saben insuflar a las cuerdas un matiz único.

Concluye el ciclo con María Terremoto, continuadora de la saga de los Terremoto de Jerez y cuyas facultades la han elevado, pese a su juventud, a ser considerada, más que promesa, una de las más firmes realidades del cante femenino de la actualidad.

Todo lo anterior se desplegará en Andalucía Flamenca. Regresa este arte a uno de sus más destacados escenarios mirando hacia el futuro con la seguridad de que, pese a las especiales y difíciles circunstancias vividas en este año, continuará deparando a los amantes de las bellas artes intensos momentos de emoción y de conocimiento ancestral.

Mar Sánchez Estrella
Directora de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales

Logo Junta de Andalucía

Logo patrimonio flamenco


CNDM

Centro Nacional de Difusión Musical
C/ PRINCIPE DE VERGARA, 146 - 28002 Madrid
91 337 02 34/40